El principio KISS, tercer principio de la Disciplina Alexander

Este post pertenece a la serie “Analizando los 20 principios de la Disciplina Alexander”, en el cual revisaremos los 20 principios, dando nuestro punto de vista.

De los primeros conceptos que siempre me han atraído de esta disciplina, cuando leí el primer libro de Alexander, hace unos 10 años, fue el concepto de KISS, el cual es la abreviación de la frase “Keep it simple, stupid” (oficialmente, aunque a veces se cambia el “stupid” por “sir”). En fín el verdadero núcleo de este principio es “mantener las cosas simples” aplicado a la ortodoncia. A veces eso puede ser sencillo, a veces no.Los latinos tenemos una idiosincancria errónea cuando escuchamos la palabra “simple” pensamos que es algo sencillo, fácil, sin chiste,  no comprendemos bien que simple puede llegar a ser eficaz, pero al mismo tiempo sin complicarnos las cosas. Simple no necesariamente es igual a sencillo. Mantener la cosas simples puede darnos un poco de trabajo, tiempo y esfuerzo, pero todo esto con la satisfacción de que nuestros tratamientos fluyan de manera exitosa hasta llegar al resultado final.

Mantener las cosas simples, no solo deben aplicar a nuestras mecánicas, sino también a nuestros diagnósticos, nuestra administración de consultorio, en pocas palabras en todo lo que conlleva nuestra práctica privada. Ya saben que una cosa es la eficiencia y otra diferente es la efectividad.  La Disciplina Alexander esta desarrollado pensando en la “efectividad”. 

Con todos los avances que surgen diariamente en la ortodoncia, con todo lo que evoluciona nuestra ciencia al paso de los años, nos podemos dar cuenta que el asunto apunta a “mantener las cosas simples”, pero no olviden, la simplicidad puede ser más compleja de lo que creemos.

1 Comment El principio KISS, tercer principio de la Disciplina Alexander

  1. Pingback: manténlo simple « iniciativa vorpalina

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *