El autoligado sigue siendo hoy por hoy una herramienta incomprendida, la cual fue afectada fatalmente por los departamentos de marketing (mentalidad de tiburón) de las empresas, que en su meta por vender, le adjudicaron varias ventajas sin evidencias o argumentos, dejando todo a “experiencia de expertos”.

Y como tal, es una herramienta la cual al entenderla puedes usarla de manera fenomenal. Considerando esto, les traemos el capítulo llamado Classification System for Self-Ligating Brackets, del libro Orthodontics – Current Principles and Techniques, editado por el Dr. Belma Işik Aslan.

El objetivo de la clasificación es proporcionar a los ortodoncistas un conocimiento exhaustivo que les permita tomar decisiones informadas en consonancia con las filosofías de tratamiento y las preferencias de los pacientes.

Es de libre acceso, se los dejamos aquí.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *